Dietas

Dieta de la Zona

Si las medidas perfectas te causan trasnochos, duerme tranquila y en sana paz con la dieta de la zona, una dieta hecha a la medida.

dietadelazona1

Siendo la consentida de las estrellas de Holliwood, esta dieta fue diseñada por el bioquímico Barry Sears con la intensión de no solo devolver las curvas a su santo lugar, sino además mantener el balance ideal entre el rendimiento físico y mental en sus practicantes, previniendo enfermedades.

De acuerdo al estudio realizado por Sears,  las células internamente se inflaman y es a esta inflamación lo que se conoce como sobrepeso. Este problema de origen celular, se genera por un desequilibrio hormonal que puede ser prevenido o regulado por medio de una alimentación antiinflamatoria y quemadora de grasas. De ahí, surge esta propuesta a la cual se le llamó dieta de la zona.

Aunque Sears aclara que este proceso inflamatorio no genera dolores o síntomas como tal, si es causante de múltiples problemas de salud que atacan  al corazón y al cerebro. Promueve enfermedades cardiacas, párkinson, alzhéimer y cáncer entre otras asociadas a malos hábitos alimenticios que deterioran  las células.

En este sentido desarrolla todo un programa alimenticio antiinflamatorio, que ayude a las personas a bajar de peso y recobrar su salud. El mismo con consiste en una ingesta de alimentos distribuidos de la siguiente forma: 40% de carbohidratos, 40% de proteínas y 30% de grasas. Lo cual es un poco más complicado de calcular para quienes suman proteínas solo de origen vegetal.

dietadelazona2

Los principios básicos de este régimen alimenticios se basan en la regulación hormonal y la desinflamación, por tanto, recomiendo realizar al menos 5 comidas diarias, comenzando con una desayuno puntual 1 hora después de haberse levantado.

Los intervalos entre una comida y otra no deben ser mayor a 4 horas, incluso cuando no se tenga hambre, sus resultados pueden ser permanentes siempre y cuando se cumplan todos sus requerimientos.

La dieta de la zona tiene la propiedad de mantener a raya la glucosa, conservando los niveles de insulina propicios para un buen estado de salud. Es una dieta fácilmente recomendable para personas con diabetes de tipo I y II.

Es efectiva para adelgazar perdiendo grasas, no agua como en otras dietas. Es ideal para perder la barriga, pues al reducir los niveles de insulina se facilitar la transformación de la grasa acumulada alrededor de las paredes del estomago en energía para el cuerpo.

Tiene la capacidad de fortalecer el sistema inmunológico, prevenir enfermedades crónicas y lo mejor de todo maximiza el rendimiento físico y mental.

Sin embargo, entre tanto romanticismo light, no todo es color de rosas. La dieta de la zona requiere de personas con fuerza de voluntad, constantes con los procesos que realicen en su vida, que sepan llevar (o a quien preguntar) el control los alimentos a tener y sus proporciones.

Que mantengan una rutina de ejercicios diario y que estén pendiente del consumo de agua que tengan (2 litros diarios, bien sea en infusiones o cafés sin azúcar). Es una dieta con buenos resultados para la salud física y mental,  que debe desarrollarse bajo la supervisión  de un especialista.

La visión del especialista es la que va a aclarar las dudas que surjan  durante el proceso y te reconfortará o hará reflexionar si los resultados no son los que esperas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *