Dietas

Dieta del plátano

Desterrado de todas las dietas por ser un alimento que “engorda”, el pantano y la banana, o cambur como también se le conoce, se han rebelado contra el mundo y han impuesto su propia dieta para adelgazar. La misma ha tenido gran éxito en los países del Continente Asiático específicamente en Japón donde nació y ha significado un periodo de reconciliación con los amantes de este dulce manjar.

platano1

La dieta del plátano es una dieta de emergencia, destina para perder 3 kilogramos de peso en 3 días si se realiza al  pie de la letra. El problema con esta y todas las dietas de emergencia es que son desbalanceadas y generan problemas en el organismo si se excede su consumo. Los excesos solo dejan secuelas en el estado de salud del cuerpo, evita excederte de los 3 días de la dieta.

Al ser una dieta rápida para adelgazar restringe muchos alimentos, en tal sentido, no es recomendable para personas con gastritis, colon irritable o enfermedades intestinales.

Esta dieta realza las propiedades de este fruto dentro de la naturaleza, por ser fuente de potasio, hierro, sodio, calcio, magnesio, fosforo y vitaminas A, B, C y E. La clave está en cómo se consume y se lleva al plato.

El plátano en realidad posee 100 calorías, es decir, por sí solo no va a generar estragos en tu cuerpo. Lo hace cuando te lo comes muy maduro y lleno de aceite o mantequilla, ya que al fermentarse por el procesos natural de la maduración se transforma en azúcar y almidón que al digerirse se asimila como grasas.

En otras palabras, el plátano no engorda, lo que engorda son  los excesos y las preparaciones inadecuadas de los alimentos.

platano2

Haciendo honor a sus cualidades el plátano es un alimento de fácil digestión, que llena fácilmente y que aporta las energías necesarias para el organismo; se puede comer asado, gratinado al horno con queso light, sancochado o en batidos con leche descremada ricos y saludables.

Al hacer la dieta del plátano puedes desarrollar mayor elasticidad en los tejidos y músculos, desintoxica la sangre y depura los intestinos. Sin embargo, debes tener en cuenta ciertos aspectos antes de aventurarte a probar la dieta del plátano.

No puedes combinar o mezclar este fruto con ningún otro alimento. Hace pesada la digestión y se fermentan los azucares.

Los plátanos deben consumirse como alimento principal en las comidas, es decir, sin que exista otro alimento en el estomago previamente. Se puede comer otra cosa, siempre que sea 45 minutos después de la comida.

Los plátanos muy maduros no son permitidos bajo ninguna circunstancia.

Debes acompañar la dieta con 2 litros de agua diario y eliminar de tu dieta los alimentos enlatados, embutidos, pan blanco, las carnes grasas, las pastas y harinas. Esto incluso lo puedes mantener una vez culmines la dieta, porque te ayudará a mantener tu peso.

Para concluir, podrás ver un menú para esos tres días de dieta que puedes realizar.

Para desayunar puedes consumir un plátano y un vaso de leche descremada (puedes hacer un batido o comer por separados) un café o un té sin azúcar. Una tostada de pan integral.

A la hora del almuerzo toma una sopa de verduras, 2 plátanos asados acompañados de requesón o queso duro light picado en cuadritos, Si quedas con hambre puedes tomar un vaso de leche descremada.

La cena debe ser antes de las 8:00 de la noche y puede ser un plátano al horno con canela o un batido de plátano con leche descremada. Si te da hambre entre comidas comete una banana o un cambur solamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *