Dietas

Dieta Montignac

montignac1

Cada dieta tiene su estilo y un propósito determinado. Unas bajan los niveles de grasas, otras los de carbohidratos o proteínas, otras se encargan de las calorías y la dieta Montignac se ocupan propiamente en reducir los niveles de glucosa, directamente relacionados en los problemas de obesidad.

Decir glucosa es igual que azúcar o dulce. Esta sustancia al tener mayor preponderancia en la sangre gen era múltiples problemas de salud, pero al tenerse controlada evita que el cuerpo haga lo que por naturaleza hace: almacenar grasa cuando se satura o por si las dudas.

En otras palabras la dieta Montignac consiste en un sistema de vida que regula el consumo de alimentos que al procesarse puedan transformarse en azucares para el cuerpo. Se dice sistema porque educa a sus seguidores a consumir alimentos bajos en sus índices glicéricos, conocimiento que le será útil cuando recobre su peso ideal.

Como puedes notar, no hace mención a las cantidades solo a sus niveles de glucosa por lo que se trata de una dieta que no te hará pasar hambre. Es un programa alimenticio que pueden realizar las personas con diabetes y obtener buenos resultados para su salud.

La dieta Montignac propone dos fases de alimentación. La primera es ruda y no tendrá piedad con esos kilos demás que pronto sucumbe ante su poder. Incluye la ingesta únicamente de alimentos con un índice glicémico inferior a 35, en otras palabras, solo se pueden comer frutas frescas, yogurt de soja, leche de almendra o descremada, zanahoria cruda, vegetales verdes, tofu y frutos del mar.

montignac2

Por lo general recomienda que los alimentos sean consumidos crudos, de manera que al cocinar no pierdan propiedades o su índice de glucosa aumente.

En la segunda fases, la lista de alimentos permitidos crece pudiendo incluir comidas con un nivel medio de glicemia, como arroz, pasta y harinas integrales, plátano, algunos granos y frutos secos.

Según los expertos la clave del éxito en esta dieta, está en no mezclar opuestos en una misma comida. Es decir grasas y harinas, carbohidratos y féculas de cereales, o proteínas con grasas. Sin en comer en pocas cantidades alguno de ellos y de manera organizada.

Un dato interesante, es que este programa alimenticio cuenta con su propia página web, que te guía paso a paso por el recorrido que debes realizar para reducir medidas. Aclara dudas frecuentes y propone algunos menús que puedes poner en práctica.

Aunque las opiniones entorno a esta régimen alimenticio son divididas, la eficacia y sus efectos positivos o contraproducentes para la salud lo determinará quien la realice. En todo caso, la visión de un experto que te pueda proponer un menú balanceado ajustado a los principios de esta dieta sería lo ideal.

La dieta Montignac no promueve la realización de una rutina de ejercicios, sin embargo, este es un factor que libremente puede añadir quien la realice, pues al final del recorrido importa de igual manera la belleza física al lograr la talla deseada como mantener un  buen estado de salud.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *